21 de septiembre 2017 numero usuarios registrados numero usuarios registrados 108 online numero usuarios registrados 14469
  
ver ruta Elía - Lakarri (ascensión por la cresta occidental)
autor: Rey Bacaicoa, Javier
Fecha de realización: 24/10/2016
Última actualización: 26/06/2017 
 
mide
Método de Información de Excursiones
Riesgo del Medio Medio Hay más de un factor de riesgo
Dificultad en el Itinerario Itinerario Exige la identificación precisa de accidentes geográficos y de puntos cardinales
Dificultad en el Desplazamiento Desplazamiento Marcha por caminos de herradura
Cantidad de Esfuerzo Esfuerzo De 3 a 6 h. de marcha efectiva
ver ruta Forma: Circular
ver ruta Zona: Cuenca de Pamplona
Descargar el track Descarga el track
Añadir a favoritos Añadir a Favoritos
Recorrido realizado He realizado el recorrido
Contactar con el autor Contactar con el autor

Distancia
10,64 km
Tiempo
3 h 05 '
Km Pista
3,90 km
Km Senda
6,73 km
Desnivel Máximo
 
480 m
   
Tramo máx de ascenso 310 m Acumulado de ascenso 492 m
Tramo máx de descenso 466 m Acumulado de descenso 478 m
   
 
Opiniones (1)

Elía - Artetabarren - Cresta-muga con Egulbati - Lakarri - Intxaurketa - El Soto - Elía(recorrido)

Descripción General de la ruta

Lakarri es una cima de cierta entidad dentro de los montes que rodean la cuenca de Pamplona. Supera por poco los mil metros de altitud, pero tiene un conjunto de senderos que permiten acceder desde diferentes lugares y que finalmente alcanzan el punto cimero para disfrutar de una excelente panorámica sobre la cuenca y la zona de Esteribar.
El lugar más recomendable es la pequeña localidad de Elía. Pueblecito del valle de Egüés que se ha convertido, por el cuidado y el buen gusto que en ello han puesto sus vecinos, en uno de los rincones más agradables de toda la zona.
En la ladera oriental de la regata de Las Bordas (el barranco a los pies de Lakarri donde se encuentra Elía), hay un paraje de carácter legendario. Se trata de las ruinas del señorío de Amokain. Allí, según cuenta la leyenda del siglo XIV, encontró Guillén a su hermana Felicia, quien después de recorrer el Camino de Santiago no quería regresar con él al ducado de Aquitania, donde eran esperados como herederos del mismo. Guillén termina matando a su hermana y después, arrepentido, se retira a la ermita de Arnotegi (cerca de Obanos), mientras los restos de Felicia son trasladados a Labiano en una mula. Allí son venerados.
En su día publicamos la ascensión de Lakarri visitando, de paso, estas ruinas. Aquí, sin embargo, lo hacemos por la ladera occidental, recorriendo la muga que separa este valle del señorío de Egulbati y alcanzando la cima por el lado contrario.
Después bajamos hasta la cabecera de la regata y regresamos a Elía por las cercanías del cauce. Si es nuestro deseo podemos hacer una combinación de ambas rutas, siguiendo las indicaciones adecuadas en el descenso.